Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- Recientemente, el gobierno de Baja California expuso a la Cámara de Diputados que es propietario de más de mil predios en calidad de lotes baldíos en Tijuana.

En ese sentido, es algo “incongruente” que si hay tantas partes publicas abandonadas se pretenda expropiar el Club Campestre con el argumento de tener más áreas verdes, cuando bien se puede mejor trabajar por recuperar las existentes, señaló, Álvaro Montaño, presidente del Grupo Unidos por Tijuana.

Asimismo, explicó que, el artículo 115 constitucional señala que el cuidado y conservación de las áreas verdes son responsabilidad exclusiva de los municipios.

Sin embargo, en Tijuana existe un parque que es administrado por el Gobierno del Baja California que es el Pastejé y que se encuentra en total abandono y hasta ha sido invadido.

“No hay congruencia en esa parte, es lo que vemos, hay partes públicas abandonadas por parte del gobierno municipal”, refirió.

Agregó que, existen muchos otros parques en Tijuana que cuentan con varias hectáreas y tienen una superficie limpia pero que por estar desentendidos por el gobierno han sido invadidos.

“Primero recuperar y habilitar lo que ya se tiene y después ir por el Campestre”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *