Estados unidos.- El amor no tiene fronteras y eso lo tiene claro un abuelo que aunque el Río Bravo lo separa de su nieto, eso no le impidió cantarle las mañanitas al pequeño para que pasara un buen cumpleaños.

Esto ocurrió en Eagle Pass, Texas, donde Isidro González, quien reside en Houston, con un equipo de sonido logró felicitar al pequeño.

Debido al estado migratorio que tiene Isidro, no pudo salir de Estados Unidos, por lo que seguirá sin poder abrazar a su nieto que tiene meses sin verlo.

Del lado mexicano, el pequeño de 4 años acompañado de otros familiares pudo disfrutar la felicitación de su abuelo.

Al principio de la canción Isidro, le dijo “te amo”, al niño, el cual no dudó en responder “yo también”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *