Ciencia Y Tecnología Cultura y Sociedad

Recomiendan a contribuyentes no confiarse sobre sus operaciones bancarias

*Aunque el SAT se enfoca en los grandes contribuyentes, tiene las herramientas tecnológicas y acceso a datos para revisar todo tipo de cuentas bancarias.

Recomiendan a contribuyentes no confiarse sobre sus operaciones bancarias

Recientemente, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aclaró que no cobra ni vigila los depósitos en efectivo en instituciones bancarias, sin embargo, con el uso de tarjetas de prepago es posible que los contribuyentes puedan enfrentarse a una discrepancia fiscal y deban pagar impuestos a la autoridad fiscal.

Lo anterior lo advirtió el Lic. Jorge Alberto Pickett Corona, abogado fiscalista, quien indicó que los contribuyentes estaban muy preocupados con el tema de la fiscalización de depósitos en efectivo.

“No quiere decir que el SAT no vigile los depósitos, sino que está enfocado en los grandes contribuyentes, pero el contribuyente sí está vigilado por el SAT”, anotó.

De hecho, apuntó, cuando el fisco necesita saber alguna información puede solicitar los estados de cuenta a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para ver si el contribuyente se ubica en un tema de discrepancia fiscal.

“Esto ocurre cuando el contribuyente está gastando más de lo que realmente está reportando como ingreso, y eso puede reflejarse también con el uso de depósitos en efectivo y las tarjetas de prepago”, explicó Pickett Corona.

Ante esto, el SAT puede fiscalizar y fincar algún crédito y sanciones de pago de impuestos, señaló el abogado fiscalista.

De acuerdo con artículo 91 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta (ISR), abundó, las personas físicas podrán ser objeto del procedimiento de discrepancia fiscal cuando se compruebe que el monto de las erogaciones en un año de calendario sea superior a los ingresos declarados por el contribuyente, o bien a los que le hubiere correspondido declarar.

En ese sentido, la autoridad fiscal revisa la facturación electrónica y las declaraciones de impuestos y, si observa que hay demasiadas facturas de gastos, incluso mayores a la cantidad de ingresos que el contribuyente reporta, es el primer indicativo de una discrepancia fiscal.

Después, argumentó el Lic. Pickett, el SAT solicita a la CNBV los estados de cuenta del contribuyente para asegurarse cuál es del nivel de ingresos que tiene y compararlo con el que reporta vía declaraciones.

No obstante, dijo, el fisco no puede hacer esto de manera masiva, pues “la autoridad fiscal tiene una estrategia de fiscalización, tiene ciertas metas en materia de recaudación y, por ello, enfoca sus esfuerzos en los grandes contribuyentes”.

Por último, el abogado fiscalista refirió que con todos los sistemas tecnológicos y de automatización para realizar transferencias electrónicas o depósitos en efectivo, el SAT pueda vigilar y revisar a todos los contribuyentes.