Política y Economía

Crisis con Perú. A diferencia de México, Colombia, Argentina y Bolivia no han ofrecido asilo

Crisis con Perú. A diferencia de México, Colombia, Argentina y Bolivia no han ofrecido asilo El gobierno peruano expulsó al embajador mexicano,

Pablo Monroy, al considerar que su gobierno se inmiscuyó en asuntos internos. La medida se dio a conocer luego de que México otorgara asilo a familiares del exmandatario Pedro Castillo, incluida su esposa, Lilia Paredes, bajo investigación por presuntamente coordinar una organización criminal.

La decisión de Lima responde a “las reiteradas expresiones” de México “sobre la situación política del Perú que constituyen injerencia en nuestros asuntos internos”, dijo el martes la canciller peruana, Ana Cecilia Gervasi.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Marcelo Ebrard, consideró en Twitter que la decisión peruana es “infundada y reprobable”.

La cancillería mexicana informó además que otorgaría salvoconductos a la esposa de Castillo, Lilia Paredes, y a sus dos hijos menores de edad para que puedieran viajar a México como asilados, porque así lo disponen las convenciones internacionales.

El martes, Ebrard informó que “concedió asilo diplomático” a la familia del destituido expresidente peruano y dijo que ellos ya se encontraban al interior de su embajada en Lima.

A su vez, la cancillería peruana resaltó que en su país “no existe persecución política”, y recordó que la esposa de Castillo es investigada por la fiscalía por presunta corrupción en un caso que involucra a su esposo. Advirtió que se reserva el derecho de pedir su extradición, si la justicia lo dispone.

Países que reconocen a Pedro Castillo como presidente de Perú

El 12 de diciembre, México, Argentina, Colombia y Bolivia reconocieron como presidente al destituido Pedro Castillo. Sin embargo, hasta ahora solo el primero ha ofrecido asilo político a familiares del expresidente peruano.

Los gobiernos de Colombia, México, Argentina y Bolivia expresaron “su profunda preocupación por los recientes sucesos que resultaron en la remoción y detención de José Pedro Castillo”, al que aún consideran presidente de Perú y ven como “víctima de un antidemocrático hostigamiento”. Castillo publicó después una carta desde su centro de detención, en la que aseguró que considera estar “secuestrado” y tachó de “usurpadora” a Dina Boluarte, quien lo sustituyó en el cargo.

“El gobierno del Perú reafirma su convicción en la importancia de que se cumplan las obligaciones internacionales previstas en el Sistema Interamericano y en particular en la Carta Democrática Interamericana, y que se respeten las decisiones que vienen adoptando los poderes del Estado para resguardar la institucionalidad democrática y el Estado de derecho en el Perú”, respondió Exteriores.

Ayer, la canciller de Perú, Ana Cecilia Gervasi, señaló que un grupo de países han cometido “una injerencia inaceptable” en los asuntos internos del país y tienen un discurso “alejado de la realidad”. Destacó que ese grupo “desconoce la aplicación de nuestro ordenamiento constitucional y legal”. 

Señaló que es “particularmente sensible” que en un contexto que necesita el fortalecimiento de la integración latinoamericana, “socios cercanos al Perú incordien las relaciones tradicionalmente constructivas y de respeto mutuo o que podrían afectar a los planes de cooperación”.

El pasado jueves, el gobierno peruano también anunció que llamará a consulta a sus embajadores en México, Colombia, Argentina y Bolivia, por lo que considera “una injerencia en sus asuntos internos” de los presidentes de esos países, al cuestionar la destitución de Castillo y la asunción de Boluarte.

Fuente: MSN