•Durante la pandemia por Covid-19, la dependencia municipal creó el Centro de Atención e Intervención Psicopedagógica para mejorar la formación y el aprendizaje de docentes, alumnos y padres de familia

Tijuana, Baja California, a 26 de abril de 2021.- A raíz del confinamiento por la pandemia de Covid-19 que ha causado estragos a nivel mundial, la Secretaría de Educación Pública Municipal (SEPM) se vio en la necesidad de implementar estrategias y herramientas en el nivel de educación básico, tanto para maestros, alumnos y padres de familia. De tal forma que logró haber continuidad en la formación académica, desarrollo social y propósitos educativos.

Con el resguardo en casa, la comunidad docente sufrió cambios en la manera de impartir el aprendizaje con las nuevas tecnologías para mantener contacto solo a través de ellas. Así, con el apoyo de los Consejos Técnicos Escolares se realizó un diagnóstico para conocer las necesidades de los docentes, alumnos, padres y madres de familia para conseguir una comunicación más eficaz y superar las dificultades.

Para ello, en marzo de 2020, la Secretaría de Educación Pública Municipal inició una propuesta denominada Centro de Atención e Intervención Psicopedagógica (CAIP) con el objetivo de atender, asesorar y capacitar al personal directivo, docente y administrativo de las escuelas municipales para fortalecer el bienestar personal y transformar el trabajo de los maestros, de tal forma que mejoren el desempeño académico de los estudiantes.

La iniciativa del centro de atención partió de la salud emocional del personal docente. Al paso del tiempo, se observó que maestros presentaban angustia, crisis de ansiedad, insomnio, entre otros problemas, al no contar con herramientas necesarias para mantener una buena comunicación a distancia con los alumnos. Para auxiliarlos, se abrió una línea telefónica de intervención en crisis, con apoyo las 24 horas los siete días de la semana.

En los trabajos de observación constante, se identificó que no sólo el personal docente presentaba cambios en sus emociones, sino que también las niñas, niños y adolescentes, quienes poco a poco se fueron ausentando de las clases virtuales, por lo que también decidieron brindarles la atención.

El CAIP busca contribuir en el desarrollo integral de los diferentes actores que conforman el Sistema Educativo Municipal, al desarrollar programas preventivos y complementarios a la labor educativa en concordancia con las necesidades y requerimientos de los estudiantes. Se trabaja la relación maestro-padre, padre-alumno, así como en inclusión, para apoyo en casos de necesidades educativas especiales.

El Sistema Educativo Municipal, a través del centro, brinda asesoría a los padres de familia para que sepan cómo apoyar a sus hijos en casa, ante dificultades con el proceso de lectura, se les proporcionan estrategias y en casos más específicos se canalizan con algunas dependencias, instituciones u organismos como DIF o la Asociación de Tanatología de Baja California.

Actualmente, se han atendido a todos los colectivos escolares, es decir, poco más de 4 mil alumnos, 247 docentes, ocho familias completas, que fueron canalizados a distintas asociaciones e instituciones de Baja California. Constantemente se ha buscado dotarles de herramientas necesarias para que se lleve un control en la formación académica que permita adecuadas habilidades digitales y una estabilidad emocional para favorecer el aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *