Inicio / NACIONAL / Riesgo al doble: Así es como operan en la actualidad los clubes swinger en México

Riesgo al doble: Así es como operan en la actualidad los clubes swinger en México

Mientras que muchas personas intentan reducir al máximo sus salidas o evitan congregarse, en México se tiene conocimiento de que aun en medio de una pandemia este tipo de fiestas sexuales se siguen llevando a cabo.

Con la llegada de la pandemia por coronavirus, también llegaron un montón de recomendaciones para prevenir el contagio y evitar más casos; estrechar la mano, besar en la mejilla o abrazar son consideradas acciones de riesgo; ¿pero qué pasa con actividades como las de un club swinger?

Mientras que muchas personas intentan reducir al máximo sus salidas o evitan congregarse, en México se tiene conocimiento de que aun en medio de una pandemia este tipo de fiestas sexuales se siguen llevando a cabo.

Hablamos con dos administradores de clubes con giro swinger y nos contaron cómo le están haciendo frente a la crisis económica, social y sexual. Porque como ellos mismos lo comentan, las interacciones sexuales también se han visto afectadas por el coronavirus.

Los clubes swinger son populares desde hace poco más de dos décadas en México, se caracterizan por recibir a parejas que buscan tener un intercambio con otras parejas o con las mujeres u hombres solteros que acuden a ellas.

La finalidad en muchos casos es la de sostener encuentros sexuales con “desconocidos”. Si esto por sí solo ya implicaba un riesgo con respecto a las enfermedades de transmisión sexual, ahora implica un doble o triple riesgo por el temor a interactuar con una persona que sea portadora del nuevo virus SARS-CoV-2.

A pesar de que el Semáforo de la Ciudad de México con respecto al coronavirus continúa en naranja, estos clubes se las han ingeniado para seguir satisfaciendo las necesidades e impulsos sexuales de sus miembros y clientes más asiduos, así como de los curiosos que buscan nuevas experiencias en medio de la pandemia.

Alternativas en medio de la nueva normalidad

De acuerdo con la información de estos administradores, que solicitaron mantener su identidad en el anonimato, más de un club de este giro no paró sus actividades desde marzo, otros prefirieron cerrar hasta nuevo aviso -o hasta que las condiciones de salud lo permitan-; mientras que algunos más se las ingenian para seguir recibiendo parejas que buscan quitarle un poco de monotonía a su rutina.

Pero también hay organizadores como la popular “Casa Swinger” que se ha dedicado a hacer transmisiones en vivo para sus miembros exclusivos, a quienes les cobran una módica cantidad para disfrutar de estos shows sexuales y al mismo tiempo ayudar al mantenimiento y supervivencia del club.

Además, también han lanzado alternativas como membresías para nuevos clientes o para gente que ya es asidua a este sitio que asegura que abrirá en cuanto el semáforo pase a color amarillo en la CDMX.

Otros más, desde hace semanas o incluso meses ya están operando, aunque aseguran que reciben a menos gente, están tratando de buscar alternativas para conseguir que la gente se sienta segura y en confianza al entrar al club.

Medidas drásticas ante condiciones drásticas

Uno de los administradores de un popular club ubicado al oriente de la CDMX contó que ha invertido alrededor de 14 mil pesos en una cámara sanitizante para darle confianza a las parejas o singles que acuden al club.

“La cámara sanitizante no es barata, desgraciadamente. Mucha gente dice ‘al rato esto se va a pasar’, pero da la casualidad que donde nosotros nos desenvolvemos es necesario. Esto es un virus, y da la casualidad que si eres asintomático se lo llevas a tu familia”, expresa el administrador.

El hombre cuenta que está trabajando una vez a la semana o por eventos, con horarios reducidos y bajo un estricto control en el que busca darle confianza a los miembros de su club.

“Al principio era incertidumbre, luego ya fue miedo, ahora ya es conformidad y dicen ‘el que se va a morir se va a morir’. Escuchas miles de historias urbanas y económicamente esto nos ha afectado a todos”, explica.

Otro administrador de un club del centro de la CDMX cuenta que desde que comenzó a operar tienen en su espacio la sanitización de los espacios, a la gente, toma de temperatura, tapete sanitizante y uso de cubrebocas.

“Es un poco difícil porque somos un lugar de contacto físico, pero en ese sentido la gente se está restringiendo más. Ya no participan, ya no se están dando esos intercambios. Habrá quien sí, quien sí se aviente con una pareja de confianza; pero ha bajado mucho la interacción de parejas”, explica el dueño del club.

También hay otras visiones sobre las reuniones swinger

Un popular club ubicado en la alcaldía Venustiano Carranza es el Club Lupita Roma SW, el cual tiene poco más de 24 años operando y haciendo felices a todas las personas que gustan del ambiente del intercambio de parejas.

A diferencia de otra decena de clubes swinger, ellos han mantenido su postura al respecto de no abrir sus puertas o convocar a sus fieles parroquianos para ser parte de las enormes fiestas que se suelen llevar a cabo en sus instalaciones.

Por medio de sus redes sociales promueven el quedarse en casa, usar cubrebocas e incluso comparten algunas dinámicas para mitigar la falta de interacciones en estos tiempos complicados.

Nuestro deseo para todos ustedes este #SwingerDay, es que tengan mucha salud y ésta pandemia acabe pronto para que todos podamos disfrutar plenamente nuestras fantasías de nuevo y sin preocupaciones”, se puede leer en su cuenta de Twitter.

La administradora del club, Lupita compartió hace unos días unas palabras para sus amigos y clientes en redes sociales. Aseguró que se encuentra bien de salud y espera que pronto puedan volver a las actividades.

Un negocio que va más allá del placer

Los administradores de los clubes swinger que contactamos coinciden en que estos negocios nocturnos no solo son diversión y placer, también de ellos dependen económicamente familias, vendedores ambulantes, personal de limpieza, razón por la que creen que es necesario reabrir estos negocios con las medidas sanitarias adecuadas.

“Mucha gente ya está aburrida del confinamiento, mucha gente me dice que ya no aguanta estar encerrada o estar en línea. Buscan un desestrés, pero quieren participar, tal vez no en el swinger; pero sí el salir”, nos comparte el administrador del club del oriente de la ciudad.

Estos clubes aseguran que están buscando garantizar a las personas que asisten su seguridad y expresan que en sus espacios están buscando reducir la afluencia de gente en sus negocios como una forma de “cuidar la integridad de sus clientes”, a quienes ven más como socios que como un número.

“Hay clubes que me han comentado que dicen que manejan poca gente, dicen que permiten pasar 30 parejas y 20 solos; para esos lugares el cliente representa solamente un número, dinero”, asegura.

A pesar de que estos lugares de entretenimiento aún no están considerados como “actividad esencial”, o que puedan abrir de nueva cuenta, muchos de ellos se están adelantando y tomando decisiones arriesgadas para tratar de reactivar la economía por medio del ambiente swinger.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud anunció que la pandemia y las secuelas que ha dejado el coronavirus podrían durar incluso hasta el 2022; por lo que una vida “de vuelta a la normalidad”, aún se ve muy lejana… también para los clubes swinger.

Editor California Medios

¡ Checa Esto !

Cancelan misas y homenajes a la Virgen en la Basílica el 12 de diciembre

Los días once y doce de diciembre no se realizará ninguna celebración litúrgica ni de homenaje …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *