Inicio / INTERNACIONAL / Muere a los 87 años la jueza Ruth Bader Ginsburg, “defensora incansable y resuelta de la justicia”

Muere a los 87 años la jueza Ruth Bader Ginsburg, “defensora incansable y resuelta de la justicia”

La jueza Ruth Bader Ginsburg murió este viernes a los 87 añ0s, a causa de “complicaciones de cáncer de páncreas metastásico”, informó la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Nuestra nación ha perdido a una jurista de talla histórica”, dijo el presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts Jr., en un comunicado. “En la Corte Suprema hemos perdido a una querida colega. Hoy lloramos, pero con la confianza de que las generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocimos, una defensora incansable y resuelta de la justicia”.

El deceso de Ruth Bader Ginsburg le dará al presidente Donald Trump la oportunidad de nombrar a su sucesor, y los republicanos del Senado han prometido tratar de llenar la vacante incluso en los últimos días de su primer mandato. La batalla por la confirmación, en medio de una pandemia y una elección presidencial, seguramente será titánica, de acuerdo con The New York Times.

Trump ha designado a dos miembros de la Corte Suprema, los jueces Neil M. Gorsuch y Brett M. Kavanaugh, moviendo la Corte ligeramente hacia la derecha. El reemplazo de la jueza Ginsburg, líder del ala liberal de cuatro miembros de la Corte, podría transformar a ésta en una institución profundamente conservadora, una en la que los nombrados por republicanos superarían en número a los nominados por demócratas, de seis a tres.

Donald Trump es “un farsante”
Ginsburg sufrió cinco episodios de cáncer antes de su muerte, recordó CNN. El más reciente fue una reaparición a principios de 2020. En ese momento, una biopsia reveló lesiones en el hígado. En un comunicado, la jueza dijo que la quimioterapia estaba dando «resultados positivos» y que podía mantener una rutina diaria activa.

“A menudo he dicho que seguiré siendo miembro de la Corte mientras pueda hacer el trabajo a toda marcha”, señaló en un comunicado en julio de 2020. «Sigo siendo plenamente capaz de hacer eso».

De pequeña estatura, Ginsburg podía escribir opiniones de desaprobación cuando creía que la mayoría de la Corte había ido por el mal camino, señaló el mencionado canal de tv.

Justamente, antes de la elección del presidente Donald Trump, Ginsburg le dijo a CNN que él “es un farsante”. También aseguró que “se había salido con la suya al no entregar sus declaraciones de impuestos”. Más tarde dijo que lamentaba haber hecho los comentarios y Trump sugirió que ella debía recusarse en casos relacionados a él. Ella nunca lo hizo.

En 2011, por el contrario, el presidente Barack Obama destacó a Ginsburg en una ceremonia en la Casa Blanca. «Es una de mis favoritas». «Tengo debilidad por la juez Ginsburg».

Ginsburg era conocida por el trabajo que realizó antes de asumir el cargo como jueza. Se desempeñó como defensora de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y fue la arquitecta de una estrategia legal para llevar casos a los tribunales que garantizara que la protección igualitaria de la 14 Enmienda se aplicara al género.

Lucha por la igualdad
“Tuve la suerte de vivir y ser abogada a finales de la década de 1960 cuando, por primera vez en la historia de Estados Unidos, fue posible urgir a los tribunales, con éxito, que la sociedad se beneficiaría enormemente si las mujeres fueran consideradas como personas iguales a los hombres”, dijo Ginsburg en un discurso de graduación en 2002.

Una vez que ocupó el cargo de jueza en la Corte Suprema, se destacó por la claridad de sus opiniones que brindaban orientación directa a los tribunales inferiores.

Mientras estuvo en la Corte fue muy conocida por la opinión que escribió en el caso EU vs. Virginia. En esta decisión señaló que la política de admisión solo para hombres en el Instituto Militar de Virginia, financiado por el estado, era inconstitucional por su prohibición de mujeres.

Ginsburg también enfrentó discriminación cuando se graduó de la facultad de derecho en 1959 y no pudo encontrar una pasantía.

“No puedes tener la verdad sin Ruth”

En su nota necrológica, CNN también expresó que nadie se sorprendió más que la misma Ginsburg por el estatus de estrella de rock que ganó entre las mujeres jóvenes a finales de la década de 1970 y principios de 1980. En ese sentido, le divirtieron los productos en los que se elogiaba su trabajo, incluida una camiseta de «You Can’t have the Truth, Without Ruth» (“No puedes tener la verdad sin Ruth”).

De hecho, algunas mujeres jóvenes llegaron incluso a hacerse tatuajes con su imagen. También fue apodada «Notorious R.B.G.», en referencia a una estrella del rap conocida como «Notorious B.I.G.» Una denominación que se quedó. Además, un artista le puso melodía a la disidencia de Ginsburg en un caso de libertad religiosa.

En seguida el comunicado íntegro de la Suprema Corte:

La juez asociada Ruth Bader Ginsburg murió esta noche rodeada de su familia en su casa en Washington, DC, debido a complicaciones del cáncer de páncreas metastásico. Tenía 87 años. La jueza Ginsburg fue nombrada miembro de la Corte Suprema por el presidente Clinton en 1993. Fue la segunda mujer nombrada para la Corte y sirvió más de 27 años. Le sobreviven sus dos hijos: Jane Carol Ginsburg (George Spera) y James Steven Ginsburg (Patrice Michaels), cuatro nietos: Paul Spera (Francesca Toich), Clara Spera (Rory Boyd), Miranda Ginsburg, Abigail Ginsburg, dos hijastros. nietos: Harjinder Bedi, Satinder Bedi y una bisnieta: Lucrezia Spera. Su esposo, Martin David Ginsburg, murió en 2010.

El presidente del Tribunal Supremo, John G. Roberts, Jr. dijo de la jueza Ginsburg: “Nuestra nación ha perdido a una jurista de talla histórica. En la Corte Suprema hemos perdido a una querida colega. Hoy lloramos, pero con la confianza de que las generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocimos, una defensora incansable y resuelta de la justicia ”.

La jueza Ginsburg nació en Brooklyn, Nueva York, el 15 de marzo de 1933. Se casó con Martin D. Ginsburg en 1954. Recibió su BA de la Universidad de Cornell, asistió a la Facultad de Derecho de Harvard y recibió su LL.B. de la Facultad de Derecho de Columbia. Se desempeñó como asistente legal del Honorable Edmund L. Palmieri, Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, de 1959 a 1961. De 1961 a 1963, fue investigadora asociada y luego directora asociada del Proyecto de la Facultad de Derecho de Columbia sobre procedimientos internacionales.

Fue profesora de derecho en la Facultad de derecho de la Universidad de Rutgers de 1963 a 1972 y en la Facultad de derecho de Columbia de 1972 a 1980, y miembro del Centro de estudios avanzados en ciencias del comportamiento en Stanford, California, de 1977 a 1978. En 1971, Jugó un papel decisivo en el lanzamiento del Proyecto de Derechos de la Mujer de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles y se desempeñó como Asesora General de la ACLU de 1973 a 1980, y en la Junta Directiva Nacional de 1974 a 1980. Fue nombrada Jueza de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia en 1980. Durante sus más de 40 años como jueza, fue asistida por 159 secretarios legales.

Editor KR

¡ Checa Esto !

Astrónomos predicen “ruptura del Universo”: La Tierra desaparecerá

Si continúa la expansión del Universo se producirá lo que se llama “la gran ruptura”, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *