El volcán Merapi, uno de los volcanes activos de Indonesia, saltó a las noticias esta semana cuando se dio a conocer un video que captó el momento en el que un meteorito cae del cielo sobre el cráter. 

El volcán Merapi, uno de los volcanes activos de Indonesia, saltó a las noticias esta semana cuando se dio a conocer un video que captó el momento en el que un meteorito cae del cielo sobre la cima del cráter. 

El fenómeno ocurrió  el jueves 27 de mayo, y las imágenes fueron captadas por las cámaras de seguridad de la compañía Megadata, indica Página 12.

En ellas se observa el imponente perfil del Merapi recortado contra el cielo de la ciudad de Yogyakarta, en el corazón de la isla de Java, cuando de pronto una bola luminosa se enciende en el cielo, cerca de su pico y desaparece tras la ladera trasera de la “montaña de fuego”.

El destello del meteoro fue captado también por el fotógrafo profesional indonesio Gunarto Song, quien pudo tomar unas fotografías en las que se pude ver como una brillante línea verdosa que parece incrustarse justo en el cráter superior del volcán.

“¿Un meteoro cae sobre el pico del volcán Merapi?”, se preguntó en su cuenta de Instagram Song, que acompañó su comentario con tres fotos del bólido en su vertiginoso descenso tras el volcán.

“Vi de repente, fue una luz muy brillante cayendo de arriba a abajo en cuestión de 1 segundo. Muy brillante y rápida”, señaló el fotógrafo, según consigna el medio local Kumparan.

En términos estrictamente astronómicos, y más allá de lo que las imágenes sugieren, no hubo registro de la colisión de meteoritos por la zona. El observador de la estación geofísica Clase I Sleman, Arin Kuncahyani, dijo que en el monitoreo de la región no se registraron vibraciones relacionadas con el presunto meteorito.

El volcán, de 2900 metros de altura, en enero de este año complicó a los lugareños al entrar en erupción y lanzar nubes de cenizas y arrojar ríos de lava. La tragedia más grande que provocó en los últimos tiempos fue en 2010, cuando se cobro la vida de 240 lugareños. En 1930, en tanto, otra de sus violentas erupciones provocó el trágico saldo de 1.400 muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *