Inicio / NACIONAL / Acusan de “prestanombres” a hijastro de Caro Quintero por ocultar propiedad del narcotraficante

Acusan de “prestanombres” a hijastro de Caro Quintero por ocultar propiedad del narcotraficante

La Fiscalía del Distrito Este de Nueva York, en Estados Unidos, develó este martes una acusación judicial en contra de Bryant Espinoza Aguilar, hijastro de Rafael Caro Quintero, ex líder del Cártel de Sinaloa y que hoy se encuentra prófugo.

De acuerdo con el Departamento de Justicia de aquel país, Bryant Espinoza, ciudadano méxico-estadounidense, de 30 años, sirvió como “prestanombres” del capo mexicano para evitar el decomiso de una propiedad comprada con dinero de procedencia ilícita.

En la denuncia presentada se detalló que conspiró junto con su padrastro y su esposa, Diana Espinoza Aguilar, para violar la llamada “Ley Kingpin”, un esquema con el que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos prohíbe a los ciudadanos estadounidenses realizar transacciones financieras con personas acusadas de narcotráfico, con lo que se busca ubicar y perseguir a posibles prestanombres.

“Espinoza está acusado de apoyar a Caro Quintero y a su esposa legítima, poniendo sus bienes a nombre suyo, en violación a ley (estadunidense) de Control de Bienes Extranjeros (OFAC)”, informó la Corte Federal del Distrito Este, en Brooklyn, Nueva York.

La propiedad está ubicada en Jardines del Pedregal, Ciudad de México (Foto: Google Maps)
La propiedad está ubicada en Jardines del Pedregal, Ciudad de México (Foto: Google Maps)

En este sentido, Bryant ayudó a Caro Quintero poniendo a su nombre una casa de lujo en la Ciudad de México, y también sobornando a un funcionario para que cambiara la documentación pública correspondiente y así evitar que la propiedad fuera decomisada.

Como se alega, el acusado actuó como un ‘hombre de paja’ (prestanombres) para proteger la propiedad comprada con las ganancias ilícitas, manchadas de sangre del imperio del narcotráfico de su padrastro, de ser incautada por el gobierno”, declaró la fiscalía.

“Mientras su padrastro, un líder del Cártel de Sinaloa, fue designado especialmente por la OFAC como traficante de narcóticos hace 20 años, se afirma que Espinoza Aguilar violó la ‘Ley Kingpin’ al transferir los activos de su padrastro a su nombre, buscando evadir el programa de sanciones”, aseguró el agente especial Peter C. Fitzhugh.

De acuerdo con el diario Milenio, la Administración para el Control de Drogas (DEA), por sus siglas en inglés) supo por un testigo que la esposa de Caro Quintero usó a su hijastro como testaferro para poner a su nombre la residencia de la calle Farallón 304, en el fraccionamiento Jardines del Pedregal. La casa había sido confiscada por el gobierno mexicano, aunque Diana Espinoza Aguilar ganó una demanda y la recuperó.

Caro Quintero y el asesinato del agente de la DEA

Caro Quintero lideró una facción del cártel de Sinaloa y entre 1980 y 2017 estuvo al frente de las operaciones para importar cantidades “masivas” de drogas a Estados Unidos, así como de conspiraciones “para asesinar a personas que suponían una amenaza para su empresa de narcotráfico”, según EEUU.

El narcotraficante estuvo preso en México desde 1985 hasta 2013, cuando salió de prisión por un fallo que luego fue revocado, y desde entonces permanece prófugo. Es buscado en ambos países por el asesinato del agente de la DEA, Enrique ‘Kiki’ Camarena, cometido en Jalisco en 1985.

Timothy J. Shea, administrador interino de la DEA, informó que las autoridades siguen buscando “al responsable de su muerte” y a “quienes protegen y facilitan sus actividades criminales.

“Dejemos que la acción de hoy sea un mensaje claro para Caro Quintero, su familia y sus socios criminales: no nos parará nada en la búsqueda de justicia para el agente especial Camarena”, dijo.

 

Información de Infobae

Editor California Medios

¡ Checa Esto !

El “asesino de Cumbres” repite careos ahora sin los testigos del crimen

El caso de Diego Santoy, conocido como “El Asesino de Cumbres”, volvió a dar de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *