Vicente Fox Quesada se metió en líos con la ley por rentar las instalaciones de su Fundación Fox para una boda. No se trató de un evento pequeño. Según se reporta, acudieron 200 invitados en tiempos de Covid-19, momento complejo para el estado de Guanajuato donde se han registrado más de 27 mil casos de coronavirus.

Un testigo reportó a las autoridades de la alcaldía de San Francisco del Rincón que en el Centro Fox se estaba llevando a cabo una fiesta en la que casi nadie respetaba las normas sanitarias: hubo quienes no usaron cubrebocas y no respetaron la sana distancia. Luego de recibir la alerta, inspectores de Reglamentos, Fiscalizaciones y Control de la entidad llegaron al lugar, ubicado en el kilómetro 13 de la carretera León- Cuerámaro, y confirmaron que efectivamente se estaba llevando a cabo un evento con más de 50 personas (el máximo número que permite la nueva normalidad) y que no se estaban cumpliendo las normas sanitarias. La penalización fue una multa 25 mil 21 pesos “por el desacato a los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud”, según reporta el periódico El Universal . Este martes se notificó de la multa al Centro Fox, dirigido por el empresario y su esposa, Marta Sahagún

En mayo de este año, durante una plática con CNN, Fox dijo que era mentira que fuera tres veces más rico que cuando entró a la presidencia, pues no le alcanzaba “ni para comer”, esto luego de que AMLO hiciera públicas sus intenciones de quitar la pensión a todos los ex presidentes. ‘Yo trabajo en el rancho, hemos logrado salir adelante. No hay riqueza, ni dinero escondido. Vivo al día. Todo el dinero lo he metido a las fundaciones como Vamos México, Centro Fox. “Ahorita difícilmente tengo para comer, yo no le he robado un centavo a nadie. Yo he hecho mi patrimonio con trabajo, con una herencia que nos dejó mi padre a mis nueve hermanos” dijo.