Inicio / INTERNACIONAL / Evacuaciones en región del vino de California por gran incendio forestal

Evacuaciones en región del vino de California por gran incendio forestal

Un incendio forestal avanzaba con fuerza este jueves en la zona vinícola de California, provocando evacuaciones y destruyendo inmuebles, mientras las autoridades alertaban de altas probabilidades de otros focos en el estado.

El incendio Kincade golpea un área rural del condado de Sonoma desde el miércoles de noche, y creció rápidamente en unas pocas horas a 4.000 hectáreas, informó CalFire, la agencia de California responsable de la protección contra las llamas.

Unas 500 personas apoyadas por aviones cisterna y helicópteros luchaban contra el fuego, que era alimentado por ráfagas de viento que superaban los 110 km/h.

Órdenes de evacuación obligatoria fueron emitidas para todo el pueblo de Geyserville y los viñedos cercanos después de que el incendio, que comenzó en una zona montañosa, se extendiera rápidamente, cruzando una carretera y dirigiéndose a las casas, indicó el departamento del alguacil.

Las brasas encendidas reposan sobre la carretera en medio del fuerte viento que alimenta el incedio Kincade cerca de Geyserville

“Si está en Geyserville, salga ahora”, aconsejó el sheriff, advirtiendo que el fuego representaba una extraordinaria amenaza a la vida y a la propiedad.

Los fuertes vientos del norte impulsaban el fuego hacia el sur mientras los bomberos trabajaron toda la noche para evacuar a los residentes y proteger las estructuras.

“Este incendio está avanzando rápidamente, por favor, preste atención a las órdenes de evacuación”, dijo el senador regional Mike McGuire en su cuenta de Twitter.

Hacia el mediodía, las llamas estaban fuera de control y varias estructuras fueron consumidas por el fuego, según los bomberos.

El Kincade -a 120 km de San Francisco– estalló en medio de alertas oficiales de que gran parte del norte de California y algunas zonas del sur estaban bajo amenaza inminente de incendios hasta el viernes debido al clima seco y ventoso.

Una casa envuelta en llamas a medida que el viento y las brasas atraviesan el área durante el incendio de Kincade cerca de Geyserville© Josh Edelson Una casa envuelta en llamas a medida que el viento y las brasas atraviesan el área durante el incendio de Kincade cerca de Geyserville

– “Mucho estrés y ansiedad” –

El jueves, unos 180.000 usuarios quedaron sin servicio eléctrico en el norte del estado y otros cortes preventivos similares afectaron a miles de clientes más al sur como medida preventiva.

Las compañías de electricidad advirtieron que se podrían ordenar cortes de electricidad adicionales para reducir el riesgo de incendios accidentales.

El pronóstico muestra que los fuertes vientos en el norte disminuirán el viernes, pero se pronostica que retomarán el domingo, advirtió el Servicio Meteorológico Nacional.

Muchos residentes de Geyserville que huyeron dijeron que apenas tuvieron tiempo de recoger sus pertenencias ya que el fuego monstruoso se acercó rápidamente a la ciudad.

“Pensamos que estábamos a un par de millas del incendio”, dijo Dwight Monson, de 68 años, al Los Angeles Times. “Pero no contábamos con… los vientos”.

Indicó que para cuando su familia se subió a los autos y escapó valle abajo, las llamas ya estaban muy cerca de su finca.

En el sur de California, varios incendios forestales ardían el jueves en el área de Los Ángeles, y al menos un incendio se reportó cerca de Camp Pendleton, en el condado de San Diego.

Un edificio en un viñedo está envuelto en llamas por el incendio de Kincade cerca de Geyserville, California© Josh Edelson Un edificio en un viñedo está envuelto en llamas por el incendio de Kincade cerca de Geyserville, California

Un incendio en el condado de San Bernardino, unos 100 km al este de Los Ángeles, provocó órdenes de evacuación a medida que se expandía a unas 40 hectáreas.

Los bomberos dijeron que el fuego tenía el potencial de propagarse ampliamente.

Estos incendios se reportan cuando California aún se recupera de los mortíferos incendios forestales de 2017 y 2018, que mataron a más de 100 personas.

La sequía, la vegetación seca y los fuertes sirven de combustible para las llamas.

“Es un momento muy emotivo para muchos,” dijo el alguacil de Sonoma, Mark Essick, en una conferencia de prensa el jueves. “Sólo han pasado dos años desde que los incendios devastaron nuestra comunidad. Para muchos será un momento de mucho estrés y ansiedad”.

Editor Denys Torres

¡ Checa Esto !

Cumple mujer el sueño su vida: se casa antes de morir por cáncer

Ruan y Aderlele se conocieron por Internet, él cumplió su última voluntad y la acompañó en todo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *