– De ser necesario podrían hacer bloqueos para defender el centro deportivo

TIJUANA.- Ante la acción del gobierno del estado por expropiar las instalaciones del Club Campestre de Tijuana, residentes de colonias aledañas manifestaron su inconformidad y advirtieron que no permitirán la invasión a la propiedad privada, aunque sea mediante bloqueos.

En palabras de Eduardo de la Peña, Coordinador de Vecinos de Hipódromo Chapultepec ante el Comité Ciudadano de Seguridad Pública Municipal y Presidente de Vecinos del Bienestar Social Vecinal, aseguró que no cederán ante el intento del gobierno por expropiar el campo de golf, el cual consideran uno de los pocos pulmones de la ciudad.

“Los vecinos que estamos alrededor del Club Campestre estamos preocupados por el derecho a la propiedad privada, porque con la mano en la cintura te pueden despojar de tu patrimonio, eso genera incertidumbre”, señaló.

El Coordinador del Comité de Vecinos resaltó que, si se llegaran a expropiar las instalaciones del Club Campestre de Tijuana para convertirlas en un centro de atracciones o un parque, la plusvalía de las propiedades que se encuentran en los alrededores se reduciría terriblemente.

“Esto es el sentir de todos los residentes y de los egresados del Centro Aguacaliente, porque le tenemos un cariño especial al Club Campestre, aquí tuvimos nuestras graduaciones, es parte de la historia de Tijuana”, afirmó Eduardo de la Peña.

Por último, afirmó que de continuar el intento por invadir el Club Campestre, los vecinos y miembros de otras asociaciones harán un plantón para impedir que las instalaciones del club sean violentadas.

Aseguran vecinos que no cederán ante expropiación de Club CampestrePor: Octavio FabelaTIJUANA.- Eduardo de la Peña, Coordinador de Vecinos de Hipódromo Chapultepec ante el Comité Ciudadano de Seguridad Pública Municipal y Presidente de Vecinos del Bienestar Social Vecinal, aseguró que no cederán ante el intento del gobierno por expropiar el campo de golf, el cual consideran uno de los pocos pulmones de la ciudad. “Los vecinos que estamos alrededor del Club Campestre estamos preocupados por el derecho a la propiedad privada, porque con la mano en la cintura te pueden despojar de tu patrimonio, eso genera incertidumbre”, señaló Eduardo de la Peña. Además, que muchos de los vecinos del campestre y los que viven alrededor del campestre dijeron estar muy preocupados sobre el derecho de la propiedad privada, que les sucederán a sus propiedades y decidieron tomar acciones en contra de Jaime Bonilla. “Lo que vamos hacer y tenemos la convocatoria, ya me puse de acuerdo con el consejo del campestre que unos días antes por parte del gobernador Jaime Bonilla decide invadir, porque eso sería, nosotros vamos a esta en la entada para parar esa invasión, la sociedad Ciudadana de Tijuana vamos apoyar al campestre”, agregó Eduardo de la Peña.  Denuncian que el gobierno estatal alteró en el Registro Público de la Propiedad el historial del Club Campestre– Afirman que la propiedad privada no se puede invadir por decisiones políticas.Por: Alberto Alfonso López Elenes.TIJUANA.- El consejo directivo del Club Campestre Tijuana ya realiza las acciones legales para defenderse del decreto de expropiación que pretende realizarles el gobierno de Baja California. https://www.youtube.com/embed/MVHG7CgW5MM “Mienten aquellos que afirman que no somos legítimos dueños. Declaran falsamente los que aseguran que el Club Campestre tiene adeudos. Pero hoy tengo la obligación moral de dirigir y presidir la defensa legal de un espacio que nos pertenece a todos y cada uno de los socios de este club. Hoy les digo que vamos a tener un resultado positivo”, agregó Mario Gastón Toledo Castillo, Presidente del Consejo del Club Campestre Además, en conferencia de prensa denunciaron que el gobierno del estado alteró el Registro Público de la Propiedad en lo referente al historial del Campestre. “Si hay una responsabilidad de carácter penal, que deberá de asumir aquel que manipuló esas partidas, además existen acciones legales por una violación que se realiza a la suspensión, en virtud de que los jueces federales habían impedido a la autoridad utilizar esa información manipulada, para un acto jurídico como lo fue la declaratoria de utilidad el pasado 13 de abril”, comentó Dr. Adolfo Solís Farías, abogado del Club Campestre de Tijuana 

 En caso que el gobierno del estado logre expropiar la propiedad, según el vocero y representante de los socios de este Club, la indemnización equivaldrá al 20% del presupuesto anual del Ayuntamiento de Tijuana, que asciende a 1,500 millones de pesos. “Este decreto señores, huele, apesta a revancha política entre dos políticos, no huele a un reclamo social, que sería justificable, sin embargo, sus diferencias señores políticos, que las diriman en otra cancha, si quieren en un campo de béisbol en San Diego, más no en las canchas deportivas del club Campestre”, añadió Lic. Roberto Quijano Sosa, representante de los socios y vocero del Club Campestre de Tijuana El plazo para presentar todas las pruebas para refutar la expropiación que pretende el gobierno del estado es de 15 días, que de no lograrlo se perjudicaría a 800 familias que son socias, además de los 225 empleos directos y más de 1,000 trabajos indirectos que generan el Club Campestre.  Arma defensa legal Club Campestre contra decreto de expropiación

TIJUANA.- El Consejo Directivo del Club Campestre de Tijuana emprendió las acciones legales correspondientes para evitar que el gobierno del estado expropie las instalaciones, lo cual fue señalado como revancha política y una acción carente de sustento.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo, Mario Gastón Toledo Castillo, indicó que el intento de expropiación afecta a más de 800 familias que asisten al Club Campestre desde hace 73 años.

Anotó que actualmente el Club genera 225 empleos directos y más de 1,000 indirectos, y que mienten aquellos que afirman que no son los legítimos dueños, pues cuentan con los documentos que avalan la titularidad del inmueble.

“Como presidente del Club Campestre quiero que quede claro que fui electo, como todos mis antecesores, para dirigir y administrar las actividades que un Club requiere, pero hoy tengo la obligación moral de dirigir y presidir la legal defensa de un espacio que nos pertenece a todos y cada uno de los socios del Club y no pararé hasta entregarles un resultado positivo”, expresó Toledo Castillo.

Por su parte, el Dr. Adolfo Solís Farías, abogado del Club Campestre de Tijuana, señaló que el decreto con el que se pretende expropiar el inmueble tiene deficiencias técnicas y que carece de sustento legal.

“El Club se ha visto mermado en sus bienes y derechos, ha habido manipulación y alteración a las partidas registrales, lo que ya está denunciado ante los jueces federales y tendrá que revertirse”, argumentó. 

El abogado mencionó que ya se tomaron acciones legales y se va a comprobar la  improcedencia de la Ley General de Bienes del Estado de Baja California, misma que se publicó con modificaciones el pasado 25 de enero de 2021, donde se señala que un bien expropiado constituirá un bien de dominio público, el cual podría ser concesionado, sin licitación, por lo que solo se busca el beneficio de una sola persona.

Además, el Dr. Adolfo Solís resaltó que la titularidad, en el reglón de propietario, estaba el Club Campestre de Tijuana, pero después de la modificación apareció el nombre del secretario de desarrollo urbano.

“Se borraron partidas registrales donde, casualmente, se acredita la propiedad, y se crearon dos gravámenes inexistentes e injustificados; esto ya está ante jueces federales que tienen protegido al club para que no se hagan mayores manipulaciones”, precisó.

Mientras, el Lic. Roberto Quijano Sosa, representante de los socios y vocero del Club Campestre de Tijuana, refirió que la indemnización por el inmueble, de acuerdo con los valores, sería de 1,500 millones de pesos, lo que equivaldría a más del 20% del presupuesto de la ciudad. 

“El punto 27 del decreto dice: el mantenimiento, recuperación y mejora de espacios existentes deberá tener mayor jerarquía que la creación de nuevos espacios públicos, entonces que le den mantenimiento a los más de 200 parques que están en total abandono”, sentenció.

Finalmente, enfatizó que el decreto apesta a revancha política y no a un reclamo social, y pidió que así como Club Campestre ha sido respetuoso de las leyes y sus reglamentos, que la autoridad haga exactamente lo mismo.

En la conferencia de prensa también estuvieron socios del Club Campestre, pertenecientes a familias fundadoras, como el Lic. Gilberto Fimbres Hernández y Clara Huerta Cota.

Arma defensa legal Club Campestre contra decreto de expropiación

TIJUANA.- El Consejo Directivo del Club Campestre de Tijuana emprendió las acciones legales correspondientes para evitar que el gobierno del estado expropie las instalaciones, lo cual fue señalado como revancha política y una acción carente de sustento.

En conferencia de prensa, el presidente del Consejo, Mario Gastón Toledo Castillo, indicó que el intento de expropiación afecta a más de 800 familias que asisten al Club Campestre desde hace 73 años.

Anotó que actualmente el Club genera 225 empleos directos y más de 1,000 indirectos, y que mienten aquellos que afirman que no son los legítimos dueños, pues cuentan con los documentos que avalan la titularidad del inmueble.

“Como presidente del Club Campestre quiero que quede claro que fui electo, como todos mis antecesores, para dirigir y administrar las actividades que un Club requiere, pero hoy tengo la obligación moral de dirigir y presidir la legal defensa de un espacio que nos pertenece a todos y cada uno de los socios del Club y no pararé hasta entregarles un resultado positivo”, expresó Toledo Castillo.

Por su parte, el Dr. Adolfo Solís Farías, abogado del Club Campestre de Tijuana, señaló que el decreto con el que se pretende expropiar el inmueble tiene deficiencias técnicas y que carece de sustento legal.

“El Club se ha visto mermado en sus bienes y derechos, ha habido manipulación y alteración a las partidas registrales, lo que ya está denunciado ante los jueces federales y tendrá que revertirse”, argumentó. 

El abogado mencionó que ya se tomaron acciones legales y se va a comprobar la  improcedencia de la Ley General de Bienes del Estado de Baja California, misma que se publicó con modificaciones el pasado 25 de enero de 2021, donde se señala que un bien expropiado constituirá un bien de dominio público, el cual podría ser concesionado, sin licitación, por lo que solo se busca el beneficio de una sola persona.

Además, el Dr. Adolfo Solís resaltó que la titularidad, en el reglón de propietario, estaba el Club Campestre de Tijuana, pero después de la modificación apareció el nombre del secretario de desarrollo urbano.

“Se borraron partidas registrales donde, casualmente, se acredita la propiedad, y se crearon dos gravámenes inexistentes e injustificados; esto ya está ante jueces federales que tienen protegido al club para que no se hagan mayores manipulaciones”, precisó.

Mientras, el Lic. Roberto Quijano Sosa, representante de los socios y vocero del Club Campestre de Tijuana, refirió que la indemnización por el inmueble, de acuerdo con los valores, sería de 1,500 millones de pesos, lo que equivaldría a más del 20% del presupuesto de la ciudad. 

“El punto 27 del decreto dice: el mantenimiento, recuperación y mejora de espacios existentes deberá tener mayor jerarquía que la creación de nuevos espacios públicos, entonces que le den mantenimiento a los más de 200 parques que están en total abandono”, sentenció.

Finalmente, enfatizó que el decreto apesta a revancha política y no a un reclamo social, y pidió que así como Club Campestre ha sido respetuoso de las leyes y sus reglamentos, que la autoridad haga exactamente lo mismo.

En la conferencia de prensa también estuvieron socios del Club Campestre, pertenecientes a familias fundadoras, como el Lic. Gilberto Fimbres Hernández y Clara Huerta Cota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *