Inicio / SALUD / Despertar con la boca seca y amarga son síntomas de enfermedades graves

Despertar con la boca seca y amarga son síntomas de enfermedades graves

Hepatitis, cirrosis o hígado graso: Cuando el hígado no funciona adecuadamente, el cuerpo comienza a acumular cantidades muy altas de amoníaco, la cuál es una sustancia orgánica tóxica que suele eliminarse a través del sudor o de la orina. Esta sustancia provoca una alteración del gusto y como consecuencia presentamos un sabor amargo en la boca. Por lo regular, los problemas en el hígado están acompañados de otros síntomas importantes como: mareo, cansancio excesivo, orina de color oscuro, hinchazón, dolor abdominal, entre otros. Si tienes alguna sospecha de padecer enfermedades hepáticas, te recomiendo que consultes a un hepatólogo para hacer exámenes de sangre y confirmar o descartar el diagnóstico.

VIH o SIDA: Las personas que tienen el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) tienden a presentar problemas de salud bucal como la sequedad crónica de la boca, gingivitis, periodontitis, aftas bucales, caries, entre otros problemas que pueden ser muy dolorosos y molestos, Los cuales, se desarrollan debido a que su sistema inmunitario se debilita y es más difícil luchar contra las infecciones.

Insuficiencia renal crónica: Esta enfermedad puede tardar varios años sin presentar aparentes, por ello, cuando se detecta la mayoría de las veces es en una etapa tardía. El sabor metálico y la sequedad en la boca son síntomas característicos, los cuales, se deben a la acumulación de desechos o toxinas en la sangre, alteran el sabor de los alimentos y ocasionan mal aliento.

Sinusitis: Por lo regular, las personas que padecen de sinusitis sufren de boca seca y amarga, ya que la mucosidad contiene elementos que alimentan a las bacterias de la boca y generan infecciones.

Lo que puedes hacer es beber al menos 2 litros de agua por día para disminuir la sensación de sequedad y el sabor amargo, pero también consulta a un especialista para identificar la causa específica y de ser necesario comenzar un tratamiento adecuado.

Embarazo: Aunque no es una enfermedad, hay mujeres que presentan un sabor metálico o amargo durante los primeros tres meses de embarazo, lo cual, se lo debemos a las alteraciones hormonales que ocurren durante esta etapa. Si estás embarazada y presentas un sabor igual al de una moneda oxidada en la boca, te recomiendo que bebas limonadas, el limón cortará este desagradable sabor.

Falta de vitaminas: La falta de vitamina A y de complejo B están relacionadas con boca seca y amarga, sobre todo si presentas llagas en la boca.

Te recomiendo que consumas huevo, pescado y complementes tu alimentación con frutas y verduras

Editor Kenia Karyna

¡ Checa Esto !

La Cofepris permite el uso de ranitidina

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que, luego de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *