Inicio / INTERNACIONAL / Confirman el robo de reliquias que contenían sangre del Papa Juan Pablo II

Confirman el robo de reliquias que contenían sangre del Papa Juan Pablo II

Reliquias que contenían la sangre del Papa Juan Pablo II fueron hurtadas ayer por la tarde de una catedral ubicada en Italia.

Este jueves 24 de septiembre se dio a conocer que reliquias que contenían la sangre del Papa Juan Pablo II fueron robadas de la Catedral de Spoleto, ubicada en Italia.

El robo, que significa un gran golpe para la comunidad creyente, fue descubierto ayer por la tarde por un sacristán al momento en que se disponía a cerrar las puertas del recinto sagrado.

Tras el hurto de las reliquias que contenían la sangre del Papa Juan Pablo II, la Curia Arzobispal alertó a la Compañía de Carabineros de Spoleto.

Ahora se lleva a cabo una investigación minuciosa para analizar las imágenes captadas por el sistema de video vigilancia, lo que ayudaría a dar con los culpables.

El arzobispo Renato Boccardo hizo un llamado a quienes se hayan llevado los objetos sagrados para que “devuelvan el precioso objeto robado lo antes posible”; sin embargo, hasta el momento no ha habido respuesta.

Las reliquias con la sangre del Papa Juan Pablo II eran guardadas en la Capilla del Crucifijo de la Catedral Basílica de Spoleto, a donde acudían los fieles para venerarlas.

Reliquias de Juan Pablo II fueron robadas de la Catedral de Spoleto, en Italia. La ampolleta contenía gotas de sangre del Papa Wojtyla. “Fue un acto grave que hiere la sensibilidad y la devoción de muchas personas””, fue lo referido el periodista Javier Alatorre al informar sobre lo ocurrido en su cuenta oficial de Twitter.

El expontífice de origen polaco era uno de los más populares tanto en México como en el mundo. Cabe destacar que su fallecimiento, ocurrido el 2 de abril de 2005, acaparó todos los reflectores.

Editor California Medios

¡ Checa Esto !

Confirman caso Covid en la residencia del Papa Francisco

Por el momentol, el residente ya se encuentra aislado, así como también todas las personas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *