La madre del menor agresor, siempre mostró disposición para que los elementos de la FGJE Sonora ingresaran a su domicilio a realizar la revisión y detención de su hijo.

HERMOSILLO, Sonora.- En audiencia inicial, un menor de edad, de 17 años, que fue entregado a las autoridades por su madre, en un acto de compromiso social, luego de privar de la vida a Ángel, aceptó su culpabilidad y accedió al procedimiento abreviado, por lo que el Juez emitió el fallo de responsabilidad por el homicidio simple doloso y sentenció al detenido a 3 años y 6 meses de internamiento definitivo en el Centro Intermedio del Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (ITAMA).

Esta sentencia otorgada se basa en el artículo 145 en su 5to. Párrafo, de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, que establece que, la duración máxima de una medida de sanción a imponer a una persona adolescente, que cometa una conducta que tenga una edad entre dieciséis años y menos de dieciocho, será de 5 años.

Fue la pareja sentimental del agresor y su propia madre, quienes ofrecieron información de los hechos, la primera al ser testigo presencial del ataque, y la segunda al permitir el acceso a la vivienda para la búsqueda y localización del arma blanca, con la que causó la herida, así como la ropa utilizada y diversos indicios que fueron los datos de prueba que respaldaron la investigación.

Menor agresor aprehendido

El menor agresor fue aprehendido, el 25 de mayo del año en curso, por elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), luego de que el Ministerio Público del caso obtuvieran la orden de aprehensión del Juez Oral Penal.

Los hechos, donde Ángel, de 21 años de edad, fue privado de la vida, ocurrieron el 22 de mayo del año en curso, aproximadamente a las 17:30 horas, en una parada de camión, por fuera de un establecimiento comercial ubicado en la colonia San Luis de esta ciudad.

El hoy sentenciado, agredió a Ángel con arma punzo cortante, luego de una disputa, lo lesionó en el tórax, pero tocó su corazón, lo que originó el deceso. El agresor huyó del sitio.

Reporte de emergencia

Al recibir el reporte de emergencia, al sitio acudieron elementos de la Policía Municipal, Personal de Servicios Periciales y elementos AMIC de la FGJE Sonora, quienes reportaron el fallecimiento de la víctima.

Durante la investigación por parte de la Fiscalía de Justicia, se logró establecer que el homicida estaba acompañado por su pareja sentimental, quien dio a las autoridades toda la información de lo ocurrido, y señaló el sitio donde estaba el arma y la ropa utilizada durante la agresión.

Por su parte la madre del menor agresor, siempre mostró disposición para que los elementos de la FGJE Sonora ingresaran a su domicilio a realizar la revisión y detención de su hijo.

“Viví la angustia de creer que mi hijo estaba desaparecido, pues desde las tres de la mañana de ese día, ya no tuve contacto con él, cuando volvió y me explicó lo que había pasado, reflexionamos y coincidimos en que entregarse a las autoridades era lo correcto. ¡Duele mucho!, pero sé que es lo correcto”, aseguró la madre del hoy sentenciado.

Para cumplir con las disposiciones legales, personal de la FGJE Sonora solicitó al Juez Oral Especializado en Justicia Penal para Adolescentes, la orden de aprehensión urgente el 24 de mayo, la cual fue concedida, entregada y ejecutada el día 25 del mismo mes.

El arma fue encontrada en la vivienda dentro de una fosa sanitaria, fue recuperada por los propios elementos AMIC, quienes procedieron a detener al imputado.

El 26 de mayo se llevó a cabo la audiencia inicial donde, una vez presentados los contundentes datos de prueba, el Juez vinculó a proceso al agresor, quien, al aceptar su responsabilidad, accedió al procedimiento abreviado, que trajo consigo la pena de 3 años 6 meses de internamiento definitivo por el delito de homicidio simple doloso.

Los familiares del joven de 21 años que fue privado de la vida, recibieron orientación jurídica durante el proceso, y se mantendrán con atención y acompañamiento psicológico por parte del personal del Centro de Atención a Víctimas (CAVID) de la FGJE Sonora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *