Por: Octavio Fabela

TIJUANA.- El reciente homicidio del empresario restaurantero Taro Yoshida, es una muestra de la decadente situación de la seguridad que enfrentan todos los tijuanenses desde hace varios años, lamentó el presidente del Clúster Gastro turístico, Martín Muñoz.

“Resulta ofensivo pagar los empresarios y comerciantes que la autoridad no pueda garantizar, al menos la seguridad personal de quienes generan fuentes de empleo”, expresó.

El también Chef señaló que como comerciantes se encuentran alarmados debido a la violencia y a la decadente seguridad de la ciudad.

Asimismo, enfatizó que, “más allá de que haya sido un restaurantero o comerciante era un ciudadano”, lo cual hace que esto sea sumamente preocupante. 

Indicó que, en su ramo han sido víctimas de atentados fuertes y de temas delicados, donde al final nunca sucede nada para resolver.  

Explicó que, para ellos, la inseguridad es hoy por hoy una costumbre y es la delegación de Playas de Tijuana una de las que experimenta mayor incidencia y menos elementos policíacos tiene.

“Sabemos de compañeros que han decido irse a Estados Unidos por su propia seguridad, el que no se nos reconozca con el mínimo que es brindándonos seguridad claro que nos hace sentir coraje, nos sentimos ofendidos y preocupados, que no se nos tome en cuenta no por ser empresarios, sino por ser tijuanenses”, manifestó.

Finalmente, Muñoz dejó claro que todo esto es cuestión de una latente insensibilidad por parte de las autoridades hacía la ciudad.

Hallan con balazo en la cabeza a restaurantero japonés en Playas de TJ

TIJUANA.- Con visibles huellas de violencia, un impacto de bala en la cabeza y en el pecho, fue encontrado sin vida Taro Yoshida, restaurantero de origen japonés, dueño de “Yoshi Ramen”, informaron las autoridades.

Detallaron que el cuerpo fue hallado a las 11:29 horas dentro de su vivienda localizada en el segundo piso de su negocio instalado en la calle Paseo Pedregal, en la Sección Monumental de Playas de Tijuana.

Taro Yoshida contaba con 2 locales de venta de comida japonesa y tenía 43 años de edad.

La Agencia Estatal de Investigación especializada en Delitos contra la vida, dio a conocer preliminarmente que la zona del local comercial no contaba con cámaras de vigilancia y  agregaron que no hay personas detenidas bajo la presunción de haber cometido el crimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *