TIJUANA, BC., a 24 de mayo de 2021. – La Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (CESPT) y el Sistema Municipal de Parques Temáticos de Tijuana (SIMPATT), en conjunto con la Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua (SEPROA), informan que los resultados de laboratorio indican que el agua de la laguna del Parque no representa un peligro para la flora o fauna.

Lo anterior se da a conocer, después de que el 6 de mayo del presente año, se detectaran escurrimientos de color óxido al interior de la laguna de este parque, a cargo del Sistema Municipal de Parques Temáticos de Tijuana (SIMPATT), con quienes el organismo trabajó desde un inicio para detectar el origen de la anomalía, sus efectos y soluciones.

Tras una labor de investigación, el 12 de mayo, la CESPT, a través de su Unidad Jurídica, presentó una denuncia penal, en contra de las empresas: BIO Regeneradora de Baja California (BIOR), empresa a la cual el 15 de enero se solicitó responder por verter grasas y aceites a la red; y a Baja Waste Water Solution, de la cual el 5 de mayo se detectaron escurrimientos de grasas y aceites.

Tras la toma de muestras del agua de la laguna que fueron enviadas al laboratorio ABC de química, imvestigación y análisis, se indicó que no existen concentraciones de oxígeno disuelto que generen un daño mortal para el habitad del parque y que el color anaranjado detectado se trata de “sulfato de hierro” un compuesto químico inorgánico.

De acuerdo a la NOM-052-SEMARNAT-2005, el análisis de laboratorio contempló 63 parámetros de contaminantes, que indican que el líquido que ingresó al Parque de la Amistad no es tóxico, corrosivo ni inflamable. En síntesis el agua de la laguna se considera no peligrosa, al estar debajo de los límites máximos permisibles, según el artículo 12, de la Ley Federal de Responsabilidad Ambiental.

Asimismo se informa que es gracias a la vegetación del cuerpo de agua que durante los recientes días mejoró la coloración del agua y al proceso de aireación con el que cuenta el lago.

Es relevante señalar que las empresas involucradas en las descargas que provocaron estos derrames y el consecuente cambio en la coloración, no podrán utilizar la red de alcantarillado sanitario, hasta que cumplan con los procesos de tratamiento de aguas para evitar que se repitan estos hechos.

Igualmente, como parte de las consecuencias de este hecho, la Unidad Jurídica de CESPT, dictaminó que los responsables de las descargas deberán cubrir multas que en conjunto rondan los 800 mil pesos, por daños al sistema de alcantarillado, limpieza de líneas de drenaje y omisiones.

Por último la CESPT reafirma su compromiso por aumentar la regulación de las descargas de empresas, para corregir y prevenir este tipo de hechos, a través de un programa de autorregulación, aplicando al mismo tiempo mayor vigor en las inspecciones, incrementando también el grupo de trabajo de esta área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *