Te enseñamos cómo puedes reproducir una bella “lengua de suegra” a partir de una sola hoja y así tengas muchas más macetas de esta hermosa planta llena de beneficios para tu hogar.

La Dracaena trifasciata científicamente nombrada Sansevieria trifasciata pero mejor conocida como “lengua de suegra” o “lengua de serpiente”, es una especie del género Dracaena originaria del oeste de África tropical hasta Nigeria y al este de República Democrática del Congo.

Además, cuentan con un par de beneficios característicos y bastante útiles para el hogar. El primero de ellos es que, en el bajo mundo esoterismo, se le considera una planta que aleja la energía negativa e incluso ayuda a renovarla. Por otra parte, esta, junto con otras especies de Dracaenas, tienen la capacidad purificar el aire de cualquier lugar.

Como verás, tener en casa más de una “lengua de suegra” no es para nada una mala idea. Así que no te quedes con una sola maceta y comienza a reproducir tantas como quieras a partir de una sola hoja.

¿Cómo reproducir una lengua de suegra con una sola hoja?

lengua de suegra cómo reproducir una sola hoja

  1. Consigue una hoja de “lengua de suegra”, ya sea de alguna que tengas en casa o de la maceta de algún amigo o familiar. Procura cortar la hoja lo más pegada al tallo, de lo contrario te será más difícil hacerla crecer.
  2. Limpia la hoja solo con un poco de agua y un trapito limpio en caso de que tenga polvo. Si esta en condiciones óptimas no hace falta que la limpies.
  3. Ahora toma un frasco de vidrio o una floreo y lávalo perfectamente. Retira tierra, polvo o cualquier otra suciedad que pueda tener.
  4. Llena el frasco o florero con agua y pon tu hoja de “lengua de suegra”. Colócala en lugar cálido donde reciba luz natural pero no de manera directa.
  5. Con el tiempo comenzarán a brotar raíces. Espera a que estas crezcan unos 4 cm aproximadamente y plántala en una maceta con tierra. Es importante que tu maceta tenga buen drenaje.
  6. Finalmente vuelve a colocarla en tu cocina o donde esté cálido y muy bien iluminado con luz natural para que empiece a crecer sana y fuerte.
  7. En cuanto al riego, tan solo riega una vez por semana pues solo debes asegurarte que el suelo este ligeramente húmedo. Recuerda que tu maceta debe tener buen drenaje para que no se ahogue o pudra la planta.
  8. Repite el proceso con tantas hojas como quieras y comienza a llenar tu hogar de esta planta africana tan maravillosa.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *