Inicio / INTERNACIONAL / A un mes de la explosión en Beirut, perro rescatista halla signo de vida en escombros

A un mes de la explosión en Beirut, perro rescatista halla signo de vida en escombros

“Tres de nuestros equipos detectaron la presencia de respiración muy débil, muy sutil”: jefe del equipo de rescate Topos Chile.

El jefe del equipo de rescate Topos Chile, Francisco Lermanda, afirmó hoy que están trabajando en tres túneles para hacer “maniobras de rompimiento” y llegar al punto en el interior de un edificio devastado en el centro de Beirut donde un perro detectó “respiración” hace dos días, un mes después de la explosión en el puerto de Beirut que sacudió al país entero.

“Tres de nuestros equipos detectaron la presencia de respiración muy débil, muy sutil. En principio teníamos de 18 a 20 respiraciones por minuto y el equipo nos decía que esa respiración estaba a cerca de 3 metros de profundidad”, explicó Lermanda a los medios en la escena de rescate.

Es la primera vez que hace una declaración pública a la prensa desde que comenzaron ayer las tareas de rescate en una casa colapsada situada entre los barrios de Gemmayzeh y Mar Mikhail, unos de los más devastados por la explosión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio el pasado 4 de agosto en el puerto de Beirut, donde llevaban seis años almacenadas.

“Hoy en día estamos trabajando en maniobras de rompimiento para el punto que nos interesa llegar, no podemos confirmar ni descartar que haya vida en el interior del edificio”, señaló.

El jefe del equipo de Topos Chile, especializado en tareas de búsqueda en tragedias, aseguró que “por respeto a las familias y por respeto a la gente y al pueblo libanés”, no va a poder referirse a “si existe hoy en día respiración”, una información que dice que van a guardarse.

El perro del equipo, llamado Flash, “habría detectado la presencia o aromas, o nos habría dado un síntoma de que podría haber alguien en el interior del edificio”, señaló Lermanda, y agregó que el animal es “un elemento más” para poder confirmar o descartar la presencia de una persona, que se añade a otras tantas tecnologías que se han usado hoy durante la operación de rescate.

Lermanda dijo ayer a Efe que el perro se sentó de nuevo en el mismo punto en el que había detectado el día antes la presencia de un cuerpo.

Tras obtener las primeras informaciones de que podría haber un signo de vida en el interior del edificio, se empezaron a hacer las maniobras para llegar al punto: “Si tenemos tres metros de profundidad, por protocolo hacemos tres accesos”, aseveró a los medios.

“En esta oportunidad hicimos un túnel desde la parte superior a la inferior de tres metros, también un túnel por el frente y otro por detrás para llegar al punto al que nos interesaba llegar”, explicó.

Los libaneses contienen el aliento desde ayer ante la posibilidad de que haya aún un cuerpo con vida en el interior del edificio devastado por la explosión.

Las autoridades libanesas cifran en tres a las personas que continúan desaparecidas, mientras que hoy elevaron a 191 el número de las víctimas mortales y a más de 6.500 a los heridos.

 

Editor California Medios

¡ Checa Esto !

Más grave que el Coronavirus es la ineptitud de nuestros líderes: Noam Chomsky

Chomsky nota que la crisis del Coronavirus pudo haberse prevenido, de haber tenido líderes políticos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *