lunes, 18 de diciembre de 2017 - 06:42 hrs

ESCÚCHANOS EN VIVO!



  
     

PERIÓDICO VIRTUAL


Un delator de Odebrecht afirma que dio cuatro millones de dólares al exdirector de Pemex Emilio Lozoya


CDMX - 5 de Diciembre del 2017 - Fuente: El País


“Le dije que estaríamos dispuestos a contribuir con cuatro millones de dólares para reconocer, digamos, la atención que nos había dedicado en los últimos años”. Así narra Luis Alberto de Meneses Weyll, exdirector en México de la constructora brasileña Odebrecht, cómo pagó un presunto soborno a Emilio Lozoya, que en 2012 participaba en la campaña del hoy presidente, Enrique Peña Nieto. El testimonio ante la Justicia brasileña quedó grabado en vídeo y ha sido revelado por el colectivo de periodistas El Quinto Elemento Lab.

De Meneses describe que Odebrecht tenía un gran interés en ganar el contrato para la construcción de una refinería en Tula, en el Estado de Hidalgo, a poco más de 100 kilómetros de la capital. Lozoya y el empresario se reunieron, según el testimonio, para discutir sobre el proyecto y para analizar aliarse con empresarios mexicanos para hacer una propuesta más competitiva en la licitación. Habían colaborado desde 2009, según cuenta De Meneses.

Cuando Lozoya se unió a la campaña de Peña Nieto para supervisar la política exterior, De Meneses habló con su jefe Luiz Mameri, vicepresidente de Odebrecht para América Latina y Angola, sobre el “potencial” que Lozoya podía representar. “Era la única persona que conocíamos en esa campaña”, admite de Meneses, por lo que era conveniente tener una relación “más estrecha” con él, ya que Peña lideraba las encuestas de la elecciones de 2012 y Lozoya se perfilaba para ocupar un papel importante en el nuevo Gobierno. Lozoya ocupó el cargo de director de Pemex entre 2012 y 2016, y fue reconocido durante la primera parte del mandato como uno de los hombres más cercanos al presidente.

“Solicitó cinco millones por reconocer [las atenciones de los últimos años]”, cuenta De Meneses. Para ese entonces Odebrecht ya había ganado la licitación por la refinería de Tula. “Le sugerí a mi líder que aprobáramos una buena cantidad”, continua el empresario brasileño. Al final el supuesto soborno fue por cuatro millones de dólares. “Estuvo de acuerdo, no tuvo ninguna objeción. Me pasó los datos de la cuentas bancarias para que hiciéramos las transferencias”, relata.

El pago de los cuatro millones se habría hecho en una serie de transferencias hasta llegar al monto acordado. “No eran solo cuentas en México, sino también cuentas abiertas fuera del país”, comenta De Meneses. El empresario señala dos nombres Latin America Asia Capital y Zecapán. Ambas fueron utilizadas por Lozoya para la campaña de Peña Nieto y se abrieron en las Islas Vírgenes Británicas, según las investigaciones de Mexicanos Contra la Corrupción. “Emilio Lozoya no recibió un solo peso de ese dinero”, ha respondido este martes su abogado Javier Coello en el programa de radio de Ciro Gómez Leyva.






Comentarios