lunes, 18 de diciembre de 2017 - 03:04 hrs

ESCÚCHANOS EN VIVO!



  
     

PERIÓDICO VIRTUAL


El presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, pide suspender los efectos de la declaración de independencia para promover el diálogo con España


España - 10 de Octubre del 2017 - Fuente: BBC Mundo


“Proponemos que el parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia con tal de que en las próximas semanas comencemos un dialogo sin el cual no se puede llegar a una solución acordada“, dijo Puigdemont, quien consideró su propuesta un “gesto de generosidad y responsabilidad” para “desescalar la tensión” con el ejecutivo de Madrid.

Sin embargo, subrayó que los resultados del referéndum sobre la independencia del 1 de octubre deben ser considerados válidos, y con ellos “Cataluña se ha ganado el derecho a ser un estado independiente”.

De este modo, pese a la gran expectación creada ante la posibilidad de que pudiera declarar formalmente la independencia de España de manera unilateral, el líder catalán se limitó a decir que “asumeel mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”.

Su comparecencia tiene lugar 10 días después de la celebración del referéndum sobre la independencia de Cataluña, declarado ilegal por la justicia española y en el que el “sí” obtuvo la victoria con un 90% de los votos, y en el que participaron 2,3 millones de personas (un 43% del censo).

A esta jornada siguieron otras movilizaciones masivas a favor y en contra de la independencia, reacciones internacionales e incluso la salida de importantes bancos y empresas que decidieron trasladar sus sedes fuera de Cataluña.

“Voluntad de diálogo”

En su discurso de este martes, en el que habló en catalán y que comenzó más de una hora después de lo previsto, Puigdemont analizó la celebración del referéndum y expresó su reconocimiento a todas las personas que hicieron posible “este éxito político”.

“Los responsables políticos de aquella operación policial vieron cómo les salía el tiro por la culata”, afirmó.

El líder catalán quiso transmitir también un mensaje de tranquilidad a la población que pueda vivir “con preocupación y angustiada” los últimos acontecimientos.

“La violencia gratuita y la decisión de algunas empresas que han decidido trasladar su residencia fiscal no tendrá efectos reales sobre nuestra economía”, afirmó.

Puigdemont se dirigió a quienes participaron en las movilizaciones celebradas en los últimos días, tanto a favor como en contra de la independencia. “Formamos un mismo pueblo y debemos continuar construyéndolo juntos (…). La forma de avanzar no puede ser otra que la democracia y la paz, y el respeto por el que piensa distinto”, dijo.

En su única intervención en castellano, Puigdemont habló a los ciudadanos “españoles” a quienes les pidió “esfuerzo por conocer y reconocer” lo que ha llevado a Cataluña hasta este punto.

“Somos gente normal, que pide poder votar, y que ha estado dispuesta a todo el diálogo necesario para que fuera de manera acordada. No tenemos nada contra España y los españoles, al contrario, nos queremos entender mejor, y ese es el deseo mayoritario en Cataluña, porque hoy la relación no funciona”.

“Democracia más allá de la Constitución”

Una declaración de independencia unilateral por parte de Cataluña no sería reconocida por el gobierno español, que ya anunció antes de la comparecencia del líder catalán que tomaría medidas si se hiciera este anuncio.

“Si se declara unilateralmente la independencia, esto no va a producir efectos, y le corresponde al gobierno de España, a través del Senado, adoptar medidas”alertó la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, quien apeló horas antes de la comparecencia de Puigdemont a que reflexionara para ser “justos” y evitar la “ruina” que considera que supondría una declaración unilateral de independencia.






Comentarios