lunes, 18 de diciembre de 2017 - 06:29 hrs

ESCÚCHANOS EN VIVO!



  
     

PERIÓDICO VIRTUAL


La inalcanzable Lupita González apunta al oro en Londres


Mexico - 11 de Agosto del 2017 - Fuente: El Pais


Antes de Lupita González, Ana Guevara. Solo una mujer había conseguido hacerse un lugar en los campeonatos del mundo de atletismo. Guevara es recordada en el mundo por alcanzar el oro en el campeonato en París 2003. Lo hizo a base de pura velocidad. González ha cimentado su trayectoria con golpes y resistencia.

María Guadalupe González (Tlalnepantla, Estado de México, 1989) es la única certeza de éxito en el atletismo mexicano. Con 23 años participó en su primera competencia oficial. En 2015, durante los Juegos Panamericanos en Toronto, subió a su primer gran podio para colgarse la medalla dorada. En la zona impuso un récord al terminar los 20 kilómetros en una hora 29 minutos y 24 segundos.

El 2016 fue su año dorado. En el mundial de marcha logró quedarse con el segundo sitio. Era un logro para una chica que se colaba entre las mejores del mundo. Y el asunto mejoró para ella. La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) le otorgó el primer lugar luego de que fue sancionada la china Liu Hong por dopaje. Con ocho competencias internacionales, la mexicana ya era la número uno.

Pese a esos dejos de éxito, no se le auguraba la gloria en sus primeros Juegos Olímpicos. En Brasil, cuando todo lucía desolador para la delegación mexicana, Lupita, como le dicen de cariño, soportó el trabajo en equipo de las chinas Liu Hong y Lu Xiuzhi para colarse en el segundo sitio. Plata. La chica consiguió una medalla desconocida para las atletas mexicanas en esa disciplina.

La cadena ESPN consiguió una escena indeleble en la historia del deporte mexicano. Logró que Ana Guevara se vistiera como reportera y entrevistara a Lupita González.

−Yo te felicito. Te reconozco como mexicana, como compañera… Por México – mencionó Guevara

−Yo la admiro a usted, mucho – respondió la medallista como si pidiera permiso para hablar

González es una de las representantes de la Armada de su país. Teniente de corbeta, su cargo. Ella es una de los 11 atletas que es apoyada por la marina de su país. Eso permite que puedan entrenar en instalaciones y reciban apoyos económicos. Su preparación para el campeonato del mundo en Londres ha sido de bajo perfil. Junto con su entrenador, Esteban Santos, se ha puesto a tope para competir en su primer mundial y aspirar a una presea. Este año conquistó una prueba internacional en Chihuahua, la Copa Panamericana en Perú y un circuito en Monterrey.

“Es la medalla que aún me falta y es el evento en el que no he podido estar”, declaró González antes de partir a Inglaterra. González competirá el día del cumpleaños de su padre, “quiero darle la presea de regalo, entonces, ese día pasarán muchas cosas y esperemos que México tenga muy buenas sorpresas”.

Los golpes que se llevó Lupita fueron esos que resistía cuando practicaba boxeo. Tuvo que dejar de lado los guantes porque, cuando iba a competir, se le exigía subir de peso y no pudo conseguirlo. Entonces decidió seguirle los pasos a Ana Guevara. Empezó a competir en pruebas de velocidad hasta que una de sus rodillas se lo impidió.

González practicó marcha como una terapia y de ahí nadie la ha parado.






Comentarios